7 consideraciones sobre el uso de los aminoácidos

 

7 consideraciones sobre el uso de los aminoácidos

Enviado por admin en Lun, 23/10/2017 - 09:03

La utilización de los aminoácidos en la agricultura ya data de mucho tiempo. El origen del uso fue el resultado de buscar la manera de hacer que la planta ahorre energía en la transformación de nutrientes minerales (como por ejemplo nitrógeno) para obtener aminoácidos. Con esto se logra que el proceso nutricional sea más efectivo. Los avances en investigación y tecnología han permitido un desarrollo que ofrece formulaciones cada vez más especificas y con mejores resultados.

Los aminoácidos son moléculas orgánicas que constituyen los componentes básicos de las proteínas, que son las que cumplirán distintas funciones a nivel hormonal, enzimático y estructural dentro de la planta.

Es importante conocer la forma de obtención de los aminoácidos, de eso dependerá su precio y la calidad de su composición. Por ello tenemos:

Aminoácidos de síntesis: tienen una concentración controlada en los cuales sabemos exactamente lo que tienen. Son los más caros, pero como decimos, su composición es muy controlada.

Aminoácidos de hidrólisis ácida: se obtienen de proteínas por medio de un ácido fuerte como puede ser el sulfúrico.

Aminoácidos hidrólisis alcalina: que se obtienen atacando las proteínas con una base fuerte como puede ser la sosa. Los obtenidos por hidrólisis suelen ser más económicos y de composición alta, pero no siempre son asimilados en su totalidad por la planta.

Aminoácidos de fermentación o hidrólisis enzimática: se utilizan microorganismos para descomponer las proteínas en aminoácidos. También es un proceso caro pero tiene mayor concentración de L-aminoácidos que son directamente aprovechados por la planta.

Según el origen de las proteínas que se utilicen para obtener los aminoácidos, estos pueden ser de origen animal o de origen vegetal.

El momento de usarlos puede ser a lo largo de todo el cultivo o en situaciones puntuales, para lo cual debemos tener en cuenta los beneficios que se logran de su aplicación:

  1. El aumento de la permeabilidad celular y la absorción y transporte de los nutrientes mejorando el aprovechamiento de los nutrientes aplicados vía suelo o foliar.
  2. Regula los procesos osmóticos de la planta, aumentando la floración y disminuyendo el aborto de flores.
  3. Aplicado antes o durante la floración y mezclados con microelementos incrementan el peso y sabor de los frutos.
  4. Facilita el transporte de nutrientes en la savia al potenciar su absorción.
  5. Mayor repuesta de las plantas frente al estrés cuando son sometidas a condiciones desfavorables como altas temperaturas, heladas, viento, asfixia radicular y efectos tóxicos de tratamientos fitosanitarios.
  6. Mejoran el equilibrio metabólico de la planta.
  7. Su rápida asimilación le confieren una acción inmediata y un aprovechamiento total logrando un aumento de la producción, calidad de los frutos y retraso del envejecimiento.

En Hortocampo tenemos distintas formulaciones y concentraciones de aminoácidos para uso por vía riego y/o foliar como son: Aminolon S40, Naturamin WSP, Folamina, Maxitem entre otros.

0 comentarios